La Educación y las ciudades

    En Costa de Marfil, en su época de prosperidad, el nivel de escolarización era muy alto. Todos los estudiantes tenían beca y había internados en los cuales se juntaban estudiantes de todas las partes del país, lo que ha motivado que, hasta el momento, no haya conflictos étnicos en el mismo. El futuro era prometedor.
    Con la caída de las materias primas, la situación cambió radicalmente. Los internados tuvieron que cerrar y los maestros fueron al paro ya que el gobierno no podía atender todas las necesidades.

    Los edificios de la universidad están medio abandonados; sin bombillas, en muchos casos; sin equipamientos suficientes. En época de exámenes es corriente ver a muchos estudiantes, preparar las pruebas a la luz de las farolas.
    La situación está empeorando en todo el mundo.